¡Oferta!

Vaporizador THCO sin pila

El precio original era: $1,500.00.El precio actual es: $1,200.00.

Un vaporizador de THC, también conocido como vaporizador de cannabis o vaporizador de marihuana, es un dispositivo diseñado para calentar y vaporizar los componentes activos del cannabis, en particular el tetrahidrocannabinol (THC), que es el compuesto responsable de los efectos psicoactivos de la marihuana. A diferencia de la combustión, donde se quema la planta, los vaporizadores calientan el material a una temperatura lo suficientemente alta como para liberar los cannabinoides y terpenos en forma de vapor sin llegar a la combustión real.

Estos dispositivos vienen en una variedad de formas y tamaños, desde modelos portátiles hasta unidades de escritorio más grandes. Los vaporizadores generalmente consisten en tres partes principales:

  1. Cámara de calentamiento: Es el lugar donde se coloca el material de cannabis, que puede ser flores secas, concentrados o aceites. La cámara se calienta a una temperatura controlada.
  2. Sistema de calentamiento: Puede ser un sistema de conducción o convección. En el caso de la conducción, el material de cannabis entra en contacto directo con una superficie caliente. En la convección, el aire caliente circula a través del material. Ambos métodos tienen sus propias ventajas y desventajas en términos de eficiencia y calidad del vapor.
  3. Batería o fuente de energía: Los vaporizadores portátiles funcionan con baterías recargables, mientras que los modelos de escritorio suelen conectarse a una fuente de energía eléctrica.

Los beneficios de usar un vaporizador de THC incluyen:

  • Reducción de compuestos nocivos: En comparación con fumar cannabis, vaporizar reduce la exposición a toxinas y subproductos dañinos creados por la combustión.
  • Control de temperatura: La mayoría de los vaporizadores permiten ajustar la temperatura con precisión, lo que influye en los perfiles de sabor y los efectos del THC y otros cannabinoides.
  • Discreción: Algunos vaporizadores portátiles son pequeños y discretos, lo que facilita su uso en entornos públicos sin generar tanto olor ni humo como el consumo tradicional de marihuana.
  • Aprovechamiento eficiente: Vaporizar puede ser más eficiente en términos de aprovechamiento de los cannabinoides, ya que evita la pérdida de sustancias activas que se produce durante la combustión.

CONTENIDO: cartucho sin pila con destilado THCO

Categoría:
Carrito de compra
error: Content is protected !!